¿Por qué debes dar “un salto rápido” hacia el Éxito?

44375941_l.jpg

La sociedad nos enseña a pensar secuencialmente. Nos enseña que todo comienza en el preescolar, luego pasamos a la primaria, nos abrimos paso hasta la escuela secundaria y al Bachillerato. Posteriormente, vamos a la universidad o ingresamos a un oficio.

La percepción es que se pueden seguir los pasos establecidos y será totalmente válido, ya que así se nos ha “mentalizado”.

Pero si deseas obtener resultados extraordinarios, no puedes pensar de esta manera. Debes ser alguien que “avance” más rápido que esa secuencia pre-establecida en tu mente.

LA TEORÍA DE LEAPFROG

El sistema educativo nos enseña cómo seguir los procesos paso a paso, pero no nos enseña cómo crear algo que aún no está ahí.

La “teoría del salto” afirma que las personas que obtienen los resultados más extraordinarios en la vida no siguen los procesos paso a paso. Avanzan rápidamente por los escalones y directamente al resultado final que desean.

Por ejemplo, la mayoría de las personas piden permiso y aprobación a otros. Sienten que necesitan ser “calificados” antes de hacer algo ambicioso.

Pensarán: “No tengo experiencia suficiente para construir un negocio” o “¿Quién soy yo para escribir un libro?”

Esperarán la validación de los demás antes de que hagan cosas como esta. Si otros sienten que no son adecuados para cualquier búsqueda en la que esperan entrar, no lo harán.

Recuerda: “No le cuentes a los demás lo que va a hacer, especialmente si no tienen autoridad para negarte el derecho a hacerlo. No esperes permiso, solo ve y hazlo”

NO NECESITAS SER UN “EXPERTO”

Ed O’Keefe una vez entró en el mercado dental, sin saber nada sobre odontología. La mayoría de las personas pensarían que no tienen ningún lugar para entrar en un mercado del que no saben nada. ¿No deberían pasar primero por la escuela para eso?

Pero Ed superó esto. Comenzó a vender productos dentales y aprendió los principios básicos de la odontología a medida que avanzaba.

No, él no era un dentista calificado, pero eso no le impidió tener éxito en ese mercado. No sabía mucho, pero sabía más que todos los demás en el mercado.

Hay un dicho que dice: “En la tierra de los ciegos, el tuerto es el rey”. No es necesario que seas un experto en el producto que estás vendiendo. Siempre y cuando sepas más que las personas que te compran, puedes proporcionar valor y recibir dinero por ello.

Saludos 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s